Somos

Marina Galene Vizcaya

Marina

Psicóloga-Psicoterapeuta licenciada en la universidad de Deusto, Máster en Psicoterapia Humanista Integrativa, voluntaria en asociación de personas desaparecidas. Sector público como supervisora de las visitas de familias desestructuradas que habían perdido la tutela de sus hijos/as Tutora del Máster en Psicoterapia Humanista Integrativa. 1º año Reprocesamiento del trauma.

Amaia Galene Vizcaya

Amaia

Diplomatura en Enfermería con especialidad en Psiquiatría. Terapeuta-Counsellor Humanista Integrativa. Co-directora del Intituto Galene Vizcaya, trabaja en Osakidetza. Tutora Online del Máster en Psicoterapia Humanista Intgrativa y Counselling Humanista Integrativo. 1º año de Reprocesamiento del Trauma.

A los ojos de Amaia, Marina es...

"Como persona y como terapeuta, percibo de ella su gran capacidad de acompañar y conectar con las personas. Su mirada, su sonrisa y su presencia cálida, te hacen sentir, al verla por primera vez, que la has conocido toda la vida."

"Marina es capaz de sentarse contigo sin siquiera tocarte y transmitir seguridad, cercanía y protección."

"Verla trabajar, me ha enseñado que se pueden poner límites con amor y lo que significa sentir aceptación incondicional"

A los ojos de Marina, Amaia es...

"Una terapeuta intuitiva. Sus años trabajando como enfermera le han dado un afinado ojo clínico y la base para conectar el trabajo mente y cuerpo."

"Tiene una gran seguridad de mirarte a los ojos y acompañarte en el más profundo de tus miedos. Tiene como ella suele decir una "caja de herramientas" de donde surgen ejercicios únicos a través de los que puedes trabajar tu emoción, conectar con lo que te pasa y resolverlo. Además de una gran persona, es una gran profesional."

 

A los ojos de sus clientes

Testimonios

¨Amaia fuerte por fuera sensible por dentro y Marina sensible por fuera con una gran fuerza interior.¨

¨Para mí venir a terapia significa… dar un paso hacia la ternura. Es permitirme ser tierna conmigo misma, comprenderme, reconocerme, validarme y sobre todo, sentirme.¨

¨Mientras avanzo, hago caso de los puntos que el propio avanzar por el camino me va dando.¨

¨Me siento como con una amiga. Contando cada una de mis confidencialidades y abriendo mi corazón¨.

¨Aún continúo por reencontrarme y quererme tal como soy, pero sé que algún día volverán mis ojos a brillar, como cuando era niña, de felicidad.¨