Volverán a brillar mis ojos

La primera vez que busqué ayuda terapéutica fue porque a nivel personal, en mi interior noté que no me encontraba bien, a gusto conmigo misma. Los más cercanos, familiares, amigos me daban su ayuda, pero yo sentía que era una cuestión que tenía que resolver por mí misma, con ayuda de un profesional, pues no quería sobrecargarles con conflictos internos míos. Ni yo misma sabía qué me ocurría. Solo me sentía mal conmigo misma. Busqué ayuda de personas que me pudieran ayudar en este tema y qué mejor que un terapeuta, pues ese es su trabajo. Y eso hice. Aún continuo por reencontrarme y quererme tal como soy. Sin lugar a dudas me está costando, pero sé que algún día volverán mis ojos a brillar, como cuando era niña, de felicidad

S.H.

Publicado en Clientes Gelene Vizcaya y etiquetado , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *